En 1994, tras 30 años de trayectoria en el mundo de la moda infantil (trabajó en Casa Gesell, Rossi Perez y Creciendo), Graciela Carballo dio a luz un viejo sueño: crear su propia línea de ropa para chicos. Así en 1994 nació Pitti Bimbo, una marca con productos exclusivos con características clásicas pero con un concepto moderno.

Al principio se fabricaba y se distribuía en el gran Buenos Aires e interior del país hasta que la firma abrió su primer showroom en pleno Palermo Hollywood. Participó en dos exposiciones por año, lo que comenzó a atraer a clientes del interior y del exterior.

En 1996 se incorpora Florencia Bernaudo, hija de Graciela. Si bien ella venía del mundo de la música (participó en varios grupos musicales como Celeste Carballo , Fabiana Cantilo, Sandra Mihanovich , Fito Paez , y los Twist , entre otros.), desde muy chica estuvo relacionada, con a su mamá, al mundo del diseño infantil.
Juntas sintieron la necesidad de crear una línea que rompa con los estereotipos y se adapte al estilo de cada chico y ocasión como  bautismos , comuniones, bat y bar mitzbah , cortejos y fiestas

Piiti Bimbo se destaca por su atención personalizada, diseños de autor y géneros nobles y diferentes. Trabajamos con los diseñadores y wedding planner para armar un equipo que no deje nada librado al azar.
La fundación Export. Ar invitó a la firma a participar de varias exposiciones en New York , y hoy en día Pitti Bimbo vende sus diseños a Estados Unidos , Chile y Uruguay.